5

tusnius | Cultura

Cart

Total $0.00

tusnius | Cultura
La otra cara de la "Dick pic"

La otra cara de la "Dick pic"

La foto de los genitales masculinos, conocida también como "dick pic" es una de las fotografías menos agradecidas por sus receptores en la era de la fotografía digital. Para muchos, la idea de un hombre enviando un foto de su pene denota una actitud deplorable y desagradable.

Una madre estaría preocupada o enfurecida al descubrir que su hijo hiciera esto, con el tiempo un hombre podría estar profundamente avergonzado con el hecho de pensar que eso es algo que hizo o estuvo tentado a hacer.

Pero la foto genital masculina, en realidad es un fenómeno que forma parte del comportamiento humano hace siglos, y nos expone una intrigante actitud ante nuestra sexualidad y nuestra búsqueda de intimidad.

Para comprender este tema es importante observar la obra del grandioso pintor alemán renacentista Albretch Durer, que finalizó en el año de 1509. Durer muestra su pene, porque quiere expresar algo acerca de quién es él, más allá de una figura cultural y líder ideológico, también es una criatura de carne y huesos con sentimientos de pudor. El pene en el autorretrato es una forma de confesión y revelación.


Enviar la foto de un pene no es necesariamente un acto de arrogancia, en cambio es un ejercicio de vulnerabilidad; esto porque la acción puede significar un gran riesgo, si las consecuencias son negativas podría representar una tremenda vergüenza, pero si las consecuencias son positivas podría llevar a una relación sexual o incluso una relación romántica.

Al igual que todos los hombres, Albretch Durer sabía que muchas personas verían su autorretrato como una herramienta para burlarse de él, pero en cambio -Al igual que sus sucesores de la era digital- Durer buscaba generar empatía desde la vulnerabilidad, estaba generando un nuevo camino para el rechazo desde el camino de la honestidad.

En el siglo XIX Edgar Degas, realizó una obra llamada "mujeres espartana" en la que muestra cómo los griegos hombres solían ejercitarse desnudos. Degas admiraba sumamente esta cultura, porque lograron desarrollar actividades en completa franqueza sobre el cuerpo.


Si los atletas espartanos hubieran tenido acceso a un smartphone, muchos de ellos hubieran tomado foto a sus propios genitales, aunque la psicológicamente, exponer su pene de forma tan rutinaria habría convertido a sus genitales en algo menos íntimo. 

Para la gran mayoría de los hombres del planeta, mostrar la foto de su pene viene de un deseo subconsciente para generar un lazo de intimidad sin los requerimientos actuales de discreción o llevar a cabo una serie de actividades previas a mostrar tus genitales.

Es precisamente el hecho de que el pene sea un área para potencial ridículo que su revelación calculada pertenece a una trayectoria de cercanía en donde las inhibiciones sociales son subestimadas.


Existen personas existen personas excesivamente ansiosas que envían fotos de sus genitales sin conciencia del origen de este impulso. La emoción que genera enviar una foto de tu pene, no es única o primeramente sexual, en dado caso esta acción podríamos catalogarla como y espontánea muestra de la necesidad de compartir algo sumamente íntimo. 

5 photos